dubrovnik muralla
Croacia

Croacia

el
07/05/2019

Menos mal que fuimos a Croacia!!!! Pensamos que iba a ser un país “de paso” y resultó todo lo contrario. Es uno de los países más bellos del mundo según nuestros ojos.

Tuvimos la suerte de comenzar por uno de los lugares más bellos e imponentes en los que estuvimos: Dubrovnik o Ragusa a orillas del mar adriático , o más conocida como “la perla del adriático“, por ser una ciudad única en la que se destaca una magnífica ciudad amurallada, que fue declarada patrimonio de la humanidad por la Unesco.

La ciudad amurallada tiene dos entradas, una de ellas es Pile Gate al oeste, la cual da acceso al “Stradum” o “placa” qué es un lugar abierto en el cual se realizaban las reuniones y fiestas.
Pasando este lugar de encuentro llegamos a la calle principal, que actualmente esta llena de comercios y es de lo más pintoresco del lugar.

Al este encontramos la puerta Ploče , en la actualidad es la más cercana al muelle por la que podemos salir para bordear la muralla y refrescarnos en las aguas más cristalinas que vimos.

Ya dijimos que es una de las ciudades más lindas del mundo según nosotros.
Nos encantó de manera extrema el perdernos en todas esas callecitas y escaleras, que recorrimos sin ningún destino pero que a cada paso nos iba mostrando diferentes edificios de la ciudad! Lugares como el Palacio de Sponza, el Palacio del Rector, Iglesia de San Blas, los monasterios Francisco y Dominico, la Fuente de Onofrio, entre otras cosas hermosas. La Catedral de la Asunción de la Virgen María es la que mas nos llamó la atención.

También disfrutamos de encontrarnos con alguna terraza en la que, cerveza en mano (por cierto, muy rica) nos quedábamos por largo rato observando la caída del sol.

Una de las cosas más bellas de dubrovnik, sin dudas, es poder refrescarse en su mar.

Esto es un párrafo aparte, ya que a nosotros nos encanta el mar, consideramos que es uno de los más bellos por su agua cristalina y la temperatura exacta para refrescarse.

Se puede llegar por sus callecitas y sus pasadizos, y bordeando la muralla hay una senda peatonal que nos deposita en una terraza de piedras a orillas del mar desde la que uno puede saltar al agua y nadar en una piscina natural.

Para destacar también, es el recorrido por el sendero superior de la muralla, que se puede visualizar la belleza de la ciudad, lo hermoso del mar y también el bello atardecer que nos regala. Caminando por ahí se puede sentir la inmensidad de lugar y teletransportarnos a otra época en un minuto.

Nos despedimos de esta ciudad sabiendo que en cualquier momento volveremos por más de su encanto.

Nos despedimos de Dubrovnik para ir a Split, pensando que el camino iba a ser aburrido y monótono, pero no. Croacia no deja de sorprendernos. El camino de unas 3hs no nos dejó dormirnos ni distraernos del paisaje. Montañas, lagos, bosques, pueblitos escondidos, fue todo lo que vimos en el viaje de una ciudad a otra. Uno más lindo que otro.

}

Llegados a nuestro nuevo destino notamos que Split nos esperaba con los brazos abiertos. El conjunto del palacio de diocleciano y los edificios de la ciudad amurallada es una de las cosas más lindas.

Para ingresar, utilizamos la puerta dorada, lugar bello si los hay,  enfrente hay una feria de antigüedades y la inmensa estatua de grgur ninsky, donde dicen que frotarle el dedo del pie trae suerte.

En la ciudad amurallada de split podemos ver claramente la influencia griega, debido a que fue colonia de la misma.

En su interior es muy similar a la ciudad amurallada de Dubrovnik ya que cuenta con negocios, bares y callecitas para perderse un rato.

Lo que nos encantó de esta ciudad, es como se fusiona el palacio, el paseo marítimo, y el bosque hermoso que tiene.

El bosque Park ŠumaMarjan, es uno de los más bellos que visitamos. Alquilamos unas bicicletas para recorrerlo, y fue una idea genial! Nos dejó parar en varias de las playas que lo rodean, Kasjuni Beach, en la Benedikt (que también tiene restaurante y bares), visitamos la Holy Jerey desde su terraza tuvimos vistas magníficas de la bahía.
Fue un día hermoso que coronamos cenando unos pescados a la parrilla típicos del lugar.

Vamos a hacer un paréntesis en lo que a playa respecta. Hicimos 3 paradas en nuestro recorrido en bici, la primera fue la Kasjuni beach, una playa de agua cristalina y de un clima súper agradable, lo único negativo son las piedras por las que uno tiene que caminar o sentarse, pero siempre hay un lugarcito agradable;

La segunda no sabemos el nombre pero está unos 100mts antes de la playa Beney es una muy linda ya que tiene una pequeña rampa que desemboca en el agua, que es una verdadera pileta;

Y la última, es la Beach Bene, que a pesar de no tener arena, tiene mucho lugar para sentarse a descansar y también es lo mas similar a una pileta. También tiene varios barcitos para poder comer y tomar algo.
Quedamos encantados con este parque nacional y sus playas de agua cristalina.

Después de Dubrovnik y Split y toda la maravilla que irradian esas dos ciudades, emprendimos el camino al Parque nacional de los Lagos de Plitvice.

Nos hospedamos en un pueblo muy pero muy pequeño entre el bosque. Hicimos noche y al otro día bien temprano fuimos caminando hasta una de las principales entradas al parque.
Bus mediante que nos dejó en el acceso peatonal comenzamos el recorrido.

Luego de caminar y caminar nos cruzamos con cascadas, lagunas de agua transparente y muchos peces y bosques.

Todo el recorrido se hace mediante unos senderos y puentes colgantes de madera que no le quita el encanto al parque.
Los lagos más grandes se pueden recorrer mediante pequeñas embarcaciones.
Dentro del parque hay una proveeduría a orillas de los lagos, en los que se puede comer y tomar rodeado de árboles.

Así  nos imaginamos el jardín del eden.

Después de pasar por uno de los mejores países del mundo a nuestro ver y vamos camino a visitar su Capital, Zagreb. Nos vamos tan felices y tristes a la vez…

Zagreb es la capital de Croacia y en ella se encuentra la sede del gobierno del país. Se la puede dividir en 2 partes, la “parte alta” y la “parte baja”. En la primera podemos ver la parte más antigua de la ciudad y por lo tanto las iglesias y edificios más emblemáticos de Zagreb.

Pero la parte baja no se queda atrás, en ella se encuentra el corazón geográfico de la ciudad. La plaza de Trg Josipa Jelacica es un punto de encuentro para todo aquel que pasea por sus calles.

El casco histórico hermoso con sus calles de piedra y edificios, multitud de iglesias y la hermosa catedral junto con modernos comercios, agradables cafés y restaurantes. Para destacar de la ciudad son los tranvías azules o la calle más larga de la ciudad: Ilica.

Una de las cosas imperdibles es la torre de Lotršćak, la iglesia de San Marcos, Kamenita vrata (la Puerta de Piedra), entre tantas cosas que tiene esta bellísima ciudad para seguir deleitándose con este país qué tanto nos sorprendió.

La ciudad nueva de Zagreb nos sorprendió de manera acorde a su “hermana” la ciudad antigua (la baja y la alta zagreb), con edificaciones modernas, bares, teatros y cuando llega el verano, nos brinda infinidad de festivales.

Es, sin dudas, una capital hermosa en un país de encanto. Y para terminar nuestra estadía en la bella Croacia, salimos a hacer un recorrido de bares y terrazas para probar comidas y sobre todo cerveza.

Cuenta con una docena de cervecerías propias, siendo la bebida más importante a la hora de la exportación y la economía del país.

Despidiéndonos con una alegría inmensa de haber conocido este país, y sabiendo que segurísimo vamos a volver, seguimos nuestro viaje por el viejo continente.

TAGS

Deja tu comentario

FLORENCIA & CHRISTIAN
Buenos Aires, Argentina

¡Hola viajeros! Somos Flor y Chris, Argentinos, viajeros, cumplidores de sueños. Comenzamos viajando la primera vez en forma de vacaciones a Ecuador, para descubrir no sólo nuestro primer país, sino nuestras ganas de visitar más países y aprender de su gente y su historia. Nos encanta viajar, conocimos más de 30 países y más de 100 ciudades entre los 5 continentes. Literalmente, cumplimos el sueño de dar la vuelta al mundo. Intentamos mostrar el mundo con nuestros ojos tratando de inspirar a aquel que aún no se animó a viajar.

Twitter