columpio del fin del mundo
Ecuador

Itinerario de viaje por Ecuador durante un mes

el
06/09/2018

Hace varios años ya, decidimos irnos de viaje a “algún lugar” que no sabíamos cuál era. Entre nuestro presupuesto y un mapa, elegimos Ecuador.

Con mucha intriga y muchísimas ganas por hacer nuestro primer viaje juntos, emprendimos el camino y después de 2 escalas, de varias (muchas) horas y 3 aviones llegamos a Guayaquil, la ciudad más poblada del país, aunque Quito sea su capital.

Fuimos en busca de ruinas, selva, montañas, volcanes, playas, cascadas, ciudades y, saben qué?! encontramos todo y mucho más!
Ecuador nos encantó y fue la puerta de entrada para esta pasión que encontramos en viajar.

Te contamos nuestro itinerario de viaje por Ecuador para que no te pierdas nada de este maravilloso país.

El comienzo: Cuenca

Nuestro viaje comenzó por Cuenca, una ciudad del centro austral Ecuador. Es llamada “Atenas de Ecuador” por su arquitectura, su diversidad cultural, su aporte a las artes, ciencias y letras ecuatorianas.

El primer día de nuestro primer viaje, imaginen la emoción!!!! Nos despertamos muy temprano y fuimos a desayunar y hooo sorpresa!!!! el desayuno es café negro con arroz, cebolla morada, picante y humita!!!!

Caminamos mucho la ciudad, y de tanto caminar, llegamos al mirador de Turi el cual tiene algunos barcitos, una iglesia y muy pocas casitas.
Al bajar y seguir con tanta energía y alegría, volvimos al casco histórico a seguir disfrutando y descubriendo.

El río divide la ciudad, y con un hermoso sendero que lo bordea se puede disfrutar el paseo. Buscando recovecos se llega a los mejores lugares. Cuenca es muy bonita para perderse!

En el barrio de los artesanos, además del monumento a Vulcano (dios del Fuego), existen muchos herreros los cuales siguen forjando el hierro y creando cosas maravillosas.
Caminar por esas calles y poder desayunar o almorzar con “ellos” en una zona con escaso o nulo turismo fue magnífico.

Nuestro último día en la ciudad lo utilizamos para salir a la noche. Nos iremos a ver un pequeño festival de música en la ciudad antigua, donde sí, nos perdimos entre todos los turistas.

En búsqueda de la altura: Chimborazo

En bus llegamos a Riobamba en donde esta El Chimborazo, el volcán y la montaña más alta de Ecuador y el punto más alejado del centro de la Tierra.
En el volcán nos dio taquicardia, frío, calor, sed y todo de golpe. Por suerte en el refugio de montaña nos estabilizamos con un chocolate caliente, té de coca y unos panes caseros para caminar y conocer un poco más la montaña.

Después de reponernos y estabilizar nuestro cuerpo pudimos caminar un rato por el volcán y tuvimos la suerte de cruzarnos con una manada de vicuñas, animales que están acostumbrados a vivir sobre los 3500 msnm. También pudimos ver a la distancia llamas y venados.

Al atardecer, ya en la ciudad de Riobamba, nos dispusimos a caminar y conocer el mercado, la estación de tren y un poco de la ciudad.
Todo esto lo hicimos en poco tiempo por tener que seguir viaje a uno de los lugares más lindos que visitamos en Ecuador.

El imperdible: Baños

Baños de Agua Santa fue nuestra siguiente visita, lugar al que llegamos con mucha expectativa por recomendación. Apenas llegados, nos fuimos a recorrer la ciudad que es más bien pequeña y nos encontramos con el Santuario “Nuestra Señora del Rosario” de mucha importancia para las peregrinaciones y el único que conocemos de color negro, ya que fue construido con piedra volcánica de la zona.

Esta ciudad también se destaca por tener varias piletas termales. Nosotros fuimos a la única que está dentro de la ciudad y sería la más popular, por ende, había mucha gente oriunda del lugar. Aprovechamos también y probamos unos dulces en la feria del lugar.

Temprano nos fuimos a dormir, se nos venía un día largo para conocer un poco más las afueras de esta ciudad. Alquilamos una moto para cubrir grandes distancias. Nos dispusimos a realizar la “ruta de las cascadas” que se trata de un recorrido que atraviesa unas 10 cascadas a las cuales se puede ingresar pagando una mínima suma de dinero en cada una y otras son gratis. .

Para llegar hay que atravesar senderos muy bien preparados y el premio es poder zambullirse en alguna pileta natural. Desviándonos un poco de esta ruta, iríamos a la casa del árbol, a la que, luego de un rato de manejar y subir subir y subir, atravesar las nubes, llegamos a la cima de una montaña que estaba la Casa Del Árbol. Un lugar totalmente mágico.

Nos llevamos una gran sorpresa del lugar. Pudimos subir a la casa y disfrutar del volcán Tungurahua con una vista hermosa. También disfrutamos la hamaca de la Casa Del Árbol, que está colgada de una rama justo al lado de la entrada. Casi qué está colgada de una nube y te hamacás a la nada, al precipicio más impresionante qué conocemos.

Por suerte vinimos. Fue una de las mejores y más sencillas cosas que hicimos.

Para cerrar nuestra visita a la ruta de las cascadas y la casa del árbol, paramos en un pequeño barcito en la montaña, camino a la ciudad de Baños, a tomar una cerveza y comer un tamal. .
Esta ciudad fue genial, por suerte seguimos la recomendación de unos amigos y estuvimos de visita en Baños.

Dejamos atrás Baños con mucha tristeza porque realmente nos enamoró este lugar y emprendimos camino a un lugar realmente desconocido y al cual jamás pensamos en ir.

Adentrándonos en la selva: Misahualli

Luego de varias horas de viaje, llegamos a Misahualli, un pequeño pueblo junto al Amazonas, plena selva ecuatoriana. Imaginensé, los monos son dueños de la placita del pueblo, bastante amigables siempre y cuando no se los moleste.

También se puede pasear por senderos que se adentran a la selva, o bien subir a una barcaza y llegar hasta el Museo Kamak Maki y aprender un poco de la cultura Kichwa.

Siguiendo en la barcaza y a la hora de comer, llegamos a otra comunidad (¡por suerte!) nos prepararon comida y almorzamos con ellos. Una gran experiencia más que vivimos en Ecuador.

Mitad del mundo: Quito

Quito fue nuestro siguiente destino. Entre tantas cosas bellas, lo principal fue ir al complejo de La Mitad Del Mundo, lugar donde los hemisferios están delimitados por una línea amarilla.

En el complejo también hay un museo etnográfico, barcitos y lugares para comprar souvenir.

Otra cosa sorprendente en Quito, es el centro histórico, verdaderamente es hermoso y vale la pena visitarlo de noche para verlo con todas las luces encendidas, por algo la UNESCO lo declaró patrimonio cultural de la Humanidad.

Debemos confesar que somos amantes del calor, somos team verano al 100% y, si bien amamos conocer todos los lugares de un país, siempre queremos tener un poco de playa, sol y arena en nuestro roadtrip. Por eso, nos fuimos para la costa de Ecuador, que tiene unas playas increíbles.

Cambio de rumbo: Las Playas

Mompiche

La primera de nuestro recorrido fue Mompiche, una aldea de pescadores devenida en parador de mochileros es un paraíso, entre sus bellas playas tiene la escondida Playa Negra, lugar que no tiene hotel, ni puesto de comidas, ni bañero ni nada. Se llega luego de cruzar una pequeña selva a pie y te encontrás con naturaleza pura y la playa de arenas negra…

Puerto López

Nuestro recorrido continuó en Puerto López y en plena época de carnaval llegamos para quedarnos varios días y hacer diferentes actividades.

Buceo , snorkel con tortugas en su hábitat natural, excursión a la Isla De La Plata en la que realizamos trekking y snorkel en alguna parada camino a la isla, fueron nuestras principales actividades en esta zona costera.

Destacamos el consejo de los lugareños que nos recomendaron ir a la “Galápagos de los pobres” que no es ni más ni menos que playa Los Frailes, un lugar encantador al cual para preservarlo restringen el ingreso a sólo 400 personas. Se destaca por ser una playa virgen como “playa negra”, no hay paradores, ni puestos de comida, ni nada antinatural (salvo a la entrada del lugar, que serán unos 500 mts).

El carnaval lo disfrutan a pleno, se lo toma todo el país y la gente mayormente se acerca a la costa, siendo Puerto López uno de los destinos predilectos por la cantidad de alternativas hoteleras que ofrece. Se llena de paradores en la arena que ofrecen bebidas y comidas por muy bajo costo. Se destaca también la música y los escenarios con bandas en vivo.

ecuador carnaval

Carnaval en Ecuador

Montañita

Para terminar nuestro recorrido costero fuimos a visitar el mítico Montañita, paraíso y escondite de surfer y mochileros. El pueblo es muy pequeño pero atestado de gente, de bares con música hostels, puestos callejeros de comida y bebida, artesanos, de todo.

Para nosotros, Montañita se destaca por el ruido constante y la cantidad de turistas qué van a buscar el máximo descontrol. Destacamos la hospitalidad de la gente, como en todo el país y lo bello de sus playas anchas donde disfrutamos del atardecer como en ningún lugar.

En búsqueda de la humedad: Guayaquil

Como último destino dejamos Guayaquil. Ciudad húmeda y calurosa si las hay!!!!
Caminamos por el malecón y por la ciudad la cual hizo que lleguemos hasta la plaza de las iguanas y tortugas de agua. Nos sorprendieron estos animalitos qué, a pesar de no estar en su hábitat, son amigables con el resto de los habitantes de la plaza. .

Sin dudas, por ser nuestro primer país visitado, lo disfrutamos y aprovechamos al máximo.
Siempre con ganas de volver, hasta pronto Ecuador.

TAGS

Deja tu comentario

FLORENCIA & CHRISTIAN
Buenos Aires, Argentina

¡Hola viajeros! Somos Flor y Chris, Argentinos, viajeros, cumplidores de sueños. Comenzamos viajando la primera vez en forma de vacaciones a Ecuador, para descubrir no sólo nuestro primer país, sino nuestras ganas de visitar más países y aprender de su gente y su historia. Nos encanta viajar, conocimos más de 30 países y más de 100 ciudades entre los 5 continentes. Literalmente, cumplimos el sueño de dar la vuelta al mundo. Intentamos mostrar el mundo con nuestros ojos tratando de inspirar a aquel que aún no se animó a viajar.

Twitter